Informacion sobre otros ritos y ceremonias religiosas

Otras ceremonias y ritos religiosos

 
otras ceremonias y ritos

Además de las tradicionales bodas católicas y las celebradas en Juzgados y Ayuntamientos que todos conocemos, existen otras posibilidades a la hora de contraer matrimonio para aquellas parejas que se encuentren en alguna situación especial.

Todos conocemos esas románticas bodas a bordo de un barco que los comandantes o capitanes están legalmente capacitados para celebrar o aquellos matrimonios entre dos personas que residen en un país distinto al de origen y cuyo enlace llevará celebrará el funcionario encargado del Registro Civil del Consulado o Embajada en su caso.

De todos es también conocida la Boda por Poderes, en la que se da la circunstancia que uno de los contrayentes no se encuentra presente por alguna circunstancia.

Para poder llevar a cabo este tipo de ceremonia, el cónyuge ausente debe firmar un poder notarial en favor de otra persona que actuará en su nombre y que debe ir firmado asimismo por un notrio o el Cónsul del país en el que esté el ausente.

En este poder constará su nombre y el nombre de la persona con quien va a casarse. A este poder hay que añadir toda la documentación que se presenta para cualquier boda civil y se tramitará a través del Consulado.

La iglesia también admite esta modalidad de casamiento, siendo necesario un poder especial firmado por el contrayente ausente así como por el párroco del lugar donde se otorgue dicho poder.

Quizás os resulte interesante conocer las distintas costumbres y tradiciones que otras culturas conservan y reservan para la ceremonia del matrimonio.

Los hebreos por ejemplo incluyen entre sus tradiciones la ceremonia de petición de mano de la novia en la que un rabido redacta las condiciones del matrimonio que deberán firmar los novios tras prestar juramento.. En cuanto a la celebración de matrimonio en sí, éste nunca puede celebrarse en sabbath, en días de fiestas religiosas, en la pacua hebrea ni en las tres primeras semanas después de que termine el verano. La ceremonia se lleva a cabo bajo una carpa en la que el novio entra el primero, dando el primer paso con su pie derecho y la novia entra después acompañada de sus padres, aunque al contrario que en la ceremonia católica, la novia hebrea se coloca al lado derecho de su futuro marido.

Una constumbre muy curiosa es la de comprobar que el material del que están hechos los anillos es de buena calidad, así como recibir siete bendiciones y romper una copa de cristal como símbolo de las tristezas que encontrarán en medio de las alegrías.

En la tradición musulmana es la madre de la novia la que escoge el novio adecuado para su hija, si bien es el padre de ésta el que negocia el contrato matrimonial. Esta celebración es mucho más sencilla cuando la pareja se casa fuera de su país de origen. En estos casos se reduce a la petición de mano en casa de la novia y a la boda ante el imán de la mezquita donde vayan a celebrarse el enlace.

La petición de mano es una tradición que también recogen los hindúes y en ella el novio regala la dote no sólo para la novia, sino también para toda la familia de ésta. La ceremonia de la boda se divide en tres partes: primero se hace la ofrenda del fuego sagrado, posteriormente la parte en la que los novios se convierten en marido y mujero y por último los novios dan siete vueltas alrededor del fuego sagrado. La fiesta se prolonga durante siete días en los que las familias de los novios se agasajan con sendas recepciones en honor de la familia de uno y otro cónyuge.

Por su parte las bodas por el rito ortodoxo están cargadas de simbolismos. En primer lugar se colocan sobre el altar de la inglesia diferentes objetos como un cáliz, las coronas nupciales, los anillos, candelabros, etc. Después de una serie de ceremonias, el oficiante toma los anillos y los pone sobre la frente de los contrayentes que finalmente se los colocan en la mano derecha. Durante la ceremonia de la coronación los testigos sujetan las coronas nupciales sobre las cabezas de los novios mientras el sacerdote las consagra pasándolas por encima del Libro de los Salmos y por último los novios y testigos realizan el Baile de Isaías que consiste en que la pareja da tres vueltas alrededor del altar seguidos del sacerdote y de doce testigos. Las tres vueltas representan la Trinidad y el círculo que trazan la eternidad.

Por su parte la ceremonia budista es bastante variopinta en este sentido ya que no cuenta con un ritual único sino que según la zona donde estemos se llevará a cabo siguiendo unas tradiciones u otras.

La ceremonia protestante es bastante parecida a la católica: un pastor la celebra y en ella los contrayentes se comprometen frente a Dios y la comunidad, se hacen las promesas matrimoniales y son bendecidos por el celebrante.

Como véis hay ceremonias para todos los gustos y si vuestra pareja pertenece a alguna de estas religiones estas breves reseñas os pueden acercar un poco a sus tradiciones en tan importante momento.

Para más información sobre como organizar la boda a vuestro gusto no dudéis en consultar las empresas de organización de bodas de vuestra localidad en nuestro listado de empresas.

 

Google
 
Web www.bodasbodas.com
BodasBodas.com © 2001-2018 | inicio | novias y novios | empresas | aviso legal | contacta con nosotros | mapa web
bodasbodas portal de bodas de habla hispana
inicio servicios para los novios servicios para las empresas acerca de bodasbodas.com contacta con nosotros